Érase una vez un pueblo ligado a un lago. Hace muchos años, el lago de Sils llegó a ser el más grande de Cataluña.

Poco queda hoy en día de aquella inmensa lámina de agua. Sin embargo, la historia, la cultura y la vida de la gente de este municipio giran en torno al agua. Súbete a una bicicleta o ponte un buen calzado. Tú escoges cómo recorrer este paisaje y descubrir las leyendas y los secretos que esconden las tierras de Sils. Un buen modo de hacerlo es seguir la acequia que se construyó para desecar el lago y así ganar terreno para los cultivos.

Socios en Sils

Sobre la asociación
Sobre los socios
Propietarios
¿Necesita ayuda?
ATA es miembro de:
Créditos - Aviso Legal
© Associació Turística d'Apartaments 2017
Back To Top